Un coloquio por la eliminación de la discriminación racial

de Yusimí Rodríguez López | La Habana

fuente: www.diariodecuba.com

La Cofradía de la Negritud convocó al evento donde se discutió el pensamiento de Fidel Castro y la situación racial en Cuba.

El pasado sábado, un día después de que el racismo fuera el tema del espacio televisivo Mesa Redonda, se conmemoró el Día Internacional para la eliminación de la discriminación racial, en la sede de la Comisión Cubana de la UNESCO, en Nuevo Vedado. La actividad, convocada por la Cofradía de la Negritud, se inició con las palabras de Irina Bokova, directora general de la UNESCO, leídas por una de las especialistas del centro.

Posteriormente, Norberto Mesa Carbonell, primer cofrade, recordó el planteamiento de Abel Prieto, exministro de Cultura y actual asesor del presidente Raúl Castro, en la Asamblea Nacional, en 2012: “Si queremos enfrentar con éxito el tema del racismo y las marginalidades en la sociedad cubana, lo primero que debemos hacer es reconocer la existencia de desigualdad y discriminación racial en Cuba”. En opinión de Norberto, hasta que el Partido Comunista de Cuba (PCC) no reconozca esa existencia no será posible una lucha eficaz, teniendo en cuenta el papel del PCC según nuestra Constitución.

Norberto apuntó además que el tema de la discriminación racial no fue abordado en el congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) ni en el de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), ni figura en la agenda del congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), pese a la cantidad de jóvenes negros desempleados o presos.

Después de estos planteamientos, el Primer Cofrade dio paso al primer panel del día, dedicado a analizar la respuesta de Fidel Castro a la pregunta de Ignacio Ramonet, sobre la situación racial en Cuba, en la entrevista recogida en el volumen Cien horas con Fidel. El panel estuvo integrado por Rodrigo Espina, antropólogo y militante del PCC, que participó en la Mesa Redonda de la noche anterior; Gisela Arandia, coordinadora de la Articulación Regional Afrodescendiente para América Latina y el Caribe (ARAAC), y el intelectual e investigador Roberto Zurbano.

Rodrigo Espina describió el pensamiento de Fidel Castro como positivo y en progreso, (pese a su situación actual), que reconoce la existencia de la discriminación. Como ejemplo, citó su intervención en el Congreso Pedagogía 2003. Arandia criticó el hecho de que se llevaran a cabo campañas contra la discriminación racial (término que prefiere a “prejuicio racial”) sin divulgarlas. “No es posible deconstruir discriminaciones sin discurso público”, afirmó.

Zurbano consideró que Fidel Castro ha sido muy afortunado con los entrevistadores y que ha puesto los medios a su disposición en la batalla política, y opinó que la pregunta de Ramonet sobre la situación racial no estuvo bien formulada. Pero aclaró que el Fidel Castro de 1948 tenía conciencia de la discriminación racial e integraba la Liga Universitaria contra el Racismo. Al referirse a la situación actual enfatizó en la necesidad de debate público, políticas públicas y leyes. Calificó de erróneo construir la igualdad sin discusión y sin la participación de los desiguales.

Se refirió también a la Batalla de Ideas como un proyecto destinado a las personas más pobres, mayormente negras, que recibió críticas racistas y clasistas, y fue el último tren para quienes no habían podido acceder a la universidad. Pero el discurso de la Batalla… ha sido desmontado en los últimos diez años. Al respecto, Norberto Mesa criticó la suspensión del programa, con el argumento de que no podía continuar pagándose a personas desvinculadas para que estudiaran, cuando en Cuba se han graduado centenares de estudiantes procedentes de países pobres de América Latina y otros continentes, sin que el Gobierno cubano les haya cobrado nada. “¿Cuánto cuesta formar un médico en esos países? ¿Por qué no se usó un mecanismo de préstamos estudiantiles; por qué no se analizó quiénes realmente necesitaban realmente asistencia económica?”

Roberto Zurbano calificó la afirmación de Heriberto Feraudy, presidente de la Comisión Aponte de la UNEAC, durante la mesa redonda televisiva, de que la subversión en Cuba hoy es afrodescendiente, como lo peor de esa mesa.

Al término de la actividad, cuando pude conversar con Norberto, este calificó la afirmación de “dislate político”, pero comprende que procede de alguien que está en una posición que implica responder a determinados intereses. La realización de la mesa redonda en la televisión le pareció algo positivo, llevado a cabo por quienes tienen la posibilidad de hacerlo.

Desde el público se contrastó el hecho de que ya se trata el tema de la homofobia en los medios y las telenovelas, con la ausencia del tema racial en los mismos. La abogada Deynis Terry contó que en el aula de su hija, estudiante de Hotelería y Turismo, los negros y los blancos se sientan separados. Además, para trabajar en la carpeta de un hotel, existen exigencias estéticas que van desde alcanzar una estatura determinada, hasta llevar el cabello desrizado, en el caso de las mujeres negras.

Leonardo Calvo, vicecoordinador nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) llamó a analizar los patrones de polarización en la sociedad cubana que determina cómo se estructura la desigualdad. Se refirió a la importancia de la independencia con respecto a las instituciones y del análisis de los referentes culturales. “Es triste que aún los jóvenes digan que hay que adelantar la raza”.

Se criticó duramente la Televisión Cubana, donde existe rechazo y desinterés por el tema. Los filmes y documentales sobre la esclavitud o sobre África, son calificados como “películas de negros”. Incluso para quienes trabajan en el medio y tienen interés en poner a disposición del público este tipo de materiales, existen muchas trabas. Hubo además llamamientos a no cansarse en el trabajo para empoderar a los jóvenes, y a reforzar el trabajo de las familias.

Aunque los medios y la televisión cubana recibieron críticas tanto de panelistas como del público en cuanto al tratamiento del tema racial, nadie cuestionó la propiedad absoluta del Estado sobre estos.

Cuando la palabra retornó a los panelistas, Gisela Arandia aseveró que la Revolución cubana ha hecho mucho para eliminar la discriminación racial, pero la sociedad cubana es racista, y la historia de las personas negras ha sido escondida y estereotipada. Terminó invitando a los presentes a participar en el ARACC. “No necesitamos permiso para reunirnos”, dijo.

Zurbano alertó sobre el nacimiento de un neorracismo en Cuba, construido con el silencio y la indolencia del socialismo cubano. “Debe existir en Cuba un movimiento antirracista y unidad entre movimientos anticapitalistas”, agregó.

Rodrigo Espina declaró que todos somos la Revolución. “Todos somos responsables de lo que sucede. El racismo es mutante, cambia de aspecto y llega a parecer amable.”

La actividad contó con un breve momento cultural a cargo del dúo de rap 340 MS Records, que interpretó el tema “Nuestra Historia”.

El debate suscitado por este primer panel impidió la realización del segundo, a cargo de la organización Alianza Unidad Racial, sobre las críticas que recibió el informe presentado por el Gobierno cubano en la ONU sobre la situación racial en Cuba. Por la importancia del tema, se decidió buscar una fecha posterior para ese panel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s